lunes, 26 de junio de 2017

“Medusa” Mitología griega


Medusa” Mitología griega 

Siempre me apasionó la mitología griega y su gran cantidad de dioses, que producen más que temor, en esta entrada les traigo a la más bella de las diosas griegas para mí opinión, Medusa con su cabello que no es mecido por el viento, sino que cada hebra es nada más y nada menos que víboras ponzoñosas, pero ella no siempre fue un engendro, fue ultrajada por Poseidón, condenada y castigada por su belleza a ser esta criatura abominable, los celos de la diosa Atenea la obligo a pedirle su cabeza a Perseo, ya ven lo injusta que fue la historia de Medusa.



En la mitología griega, Medusa, es una guardiana y protectora,  un monstruo femenino, que convertía en piedra a todos aquellos desafortunados que la miraban fijamente a los ojos. Medusa fue decapitada por Perseo, quien después usó su cabeza como arma hasta que se la dio a la diosa Atenea para que la pusiera en su escudo. Desde la antigüedad clásica, la imagen de la cabeza de Medusa aparece representada en el artilugio que aleja el mal conocido como Gorgoneion Las tres hermanas gorgonas, Medusa, Esteno y Euríale, quienes eran hijas de Forcis y Ceto, o a veces de Tifón y Equidna, en ambos casos monstruos ctónicos del mundo arcaico. Esta genealogía la comparten sus otras hermanas, las Greas, como en el Prometeo liberado de Esquilo, quien ubica ambas trinidades muy lejos, en la espantosa llanura de Cistene.
Medusa era originalmente una hermosa doncella de cabello largo, Medusa a diferencia de sus hermanas era la única mortal y la más bella, esta hermosura impresionó a Poseidón, quien la violó en el templo de Atenea. La ira de Atenea fue tan grande al enterarse de lo ocurrido, que de inmediato castigó a Medusa, convirtiéndola en un monstruo desalmado, igual a sus hermanas Esteno y Euríale, con manos metálicas, colmillos afilados y unos ojos que petrificaban a quien los miraba directamente,  los hombres caían ante su belleza pese a su apariencia.
Atenea sentía celos de la hermosa cabellera que tenía Medusa, y por eso convirtió sus cabellos en serpientes. Después de esto, Medusa fue desterrada a vivir en las tierras hiperbóreas. Cuando Atenea, se enteró que Medusa estaba embarazada de Poseidón su ira fue tal que ordenó su asesinato, el cual llevaría a cabo Perseo ayudado de unas sandalias aladas que le había proporcionado Hermes, así como un escudo muy brillante, que repelía el ataque de la luz letal de los ojos de Medusa, hecho de bronce, liso como un espejo, tenía también una espada encorvada y muy filosa, regalo del dios Mercurio, Perseo volando con sus sandalias, logró ubicarse por encima de Medusa mientras dormía en su guarida, para cortarle la cabeza en un solo acto.
Cuando cortaron su cuello por el medio, salieron sus hijos, Pegaso y el gigante Crisaor. Se dice que los corales del Mar Rojo se habían formado de la sangre de Medusa que salpicó las algas cuando Perseo dejó la cabeza junto a la playa, incluso se decía que las víboras venenosas del Sáhara habían brotado de las gotas caídas de su sangre. la sangre derramada en la decapitación de Medusa fue celosamente guardada para fines que sólo los Dioses conocían, ya que la sangre de su vena izquierda era un veneno mortal, y la de su lado derecho, tenía características sanadoras que se utilizaba incluso para poder resucitar a los muertos,  su cabeza fue para Atenea, que la utilizó como escudo en todas sus batallas.

Se ha dicho que el Gorgoneion se usa como protección, ya que medusa era tan poderosa que aun muerta sus poderes surtían efecto. Pero se ha tomado este acto como una metáfora del poder del hombre sobre la mujer. Medusa, símbolo de la Sabiduría y poder femenino, fue derrotada y decapitada por un héroe, alegoría que instala el sistema del patriarcado. Y su cabeza decapitada, exhibida en el escudo de Atenea, se replica en numerosas obras de arte y arquitectura a modo de recordarnos el triunfo y reinado del hombre sobre la mujer, de su sometimiento.


En 1940 se publicó póstumamente el artículo de Sigmund Freud “Das Medusenhaupt”en castellano, “la cabeza de Medusa”, en el que sentó las bases para un cuerpo de críticas sobre el monstruo. Medusa se representa como el talismán supremo que proporciona la imagen de la castración, asociada en la mente del niño con el descubrimiento de la sexualidad materna y su negación.
Los psicoanalistas continúan con la crítica arquetípica en la actualidad. Beth Seeley analizó el castigo de Medusa por el crimen de haber sido violada en el templo de Atenea como un resultado de los conflictos no resueltos de la diosa con su padre, Zeus



                                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario