miércoles, 8 de febrero de 2017

Henry Kuttner “Círculo de Lovecraft”


Henry Kuttner
(7 de abril de 1915  4 de febrero de 1958)

Seguimos con la selección de los mejores autor del genero terror hoy les traigo a Henry Kuttner.

Fue un novelista y cuentista de género terror y ciencia ficción, nacido en Los Ángeles, CaliforniaLas del cementerio, relato escrito por Henry Kuttner en 1936, fue su primer trabajo publicado.
Kuttner, era un ferviente admirador de Lovecraft, siguió sus pasos hasta convertirse en un referente de la literatura de terror. Mantuvo estrecha relación y comunicación con el denominado “Círculo de Lovecraft“.
Este relato, que forma parte de la antología de Los mitos de Cthulhu, de Alianza Editorial, se caracteriza por su poca longitud pero intensa narración que provoca una desesperación y terror como pocos relatos logran conseguirlo.
De joven, trabajó para una agencia literaria hasta que vendió su primer cuento, el terrorífico "The Graveyard Rats" (‘Las ratas del cementerio’), a la revista pulp Weird Tales, en 1936. Este relato fue recogido en la célebre antología en castellano, publicada por Alianza Editorial, "Los Mitos de Cthulhu" (1969).
Kuttner fue reconocido por la fuerza de su prosa y la intensidad de sus historias. Trabajó en estrecha colaboración con su mujer, la escritora C. L. Moore. Ambos entraron en contacto con el Círculo de Lovecraft, un grupo de escritores y admiradores que mantenían correspondencia con el escritor de Providence. Su trabajo en colaboración abarcó los años 40 y 50, y la mayoría fue publicada con pseudónimos como 'Lewis Padgett' y 'Laurence O'Donnell'. Los dos reconocían que el motivo de trabajar juntos era que él lo hacía más rápido que ella, aunque algunas personas han dicho que ella fue autora de tres cuentos atribuidos a su marido. Por todo ello hay que ser cauto en este terreno.
El escritor y estudioso L. Sprague de Camp, que conoció bien al matrimonio, ha afirmado que su colaboración era tan estrecha que, después de terminar una historia, era imposible determinar qué trozo había escrito cada cual. Uno y otro retomaban cada vez la historia en la máquina de escribir por la mitad, allí donde la había dejado el cónyuge, y así una y otra vez, hasta terminar la historia.
Richard Matheson, gran amigo de Kuttner, le dedicó en 1954 su exitosa novela de ciencia-ficción terrorífica I Am Legend, con su agradecimiento por su ayuda y aliento.
Henry Kuttner dedicó sus últimos años de vida a completar su tesis doctoral, muriendo de un ataque al corazón en 1958.





No hay comentarios:

Publicar un comentario