sábado, 28 de enero de 2017

Juliet Hulme de Niña asesina a Escritora de novela negra


La historia personal de Anne Perry no sería tan atrayente si no hubiera sido descubierta tras una película basada en un hecho real que la tuvo como protagonista de un escalofriante asesinato, La relación entre su pasado como Juliet Hulme y su presente como Anne Perry se supo masivamente muchísimo tiempo después a partir de la película “Criaturas celestiales” (1994) protagonizada por Kate Winslet,”; alguien descubrió el terrorífico pasado de esta mujer, pese a todo recibió apoyo incondicional de sus lectores.
La  exitosa escritora, la reina del policial negro británico, a sus más de 70 años, esta autora inglesa no sólo sorprende con sus novelas policiales sino que es dueña de una historia personal digna de una novela policial.
La obra de la escritora Anne Perry es tan fascinante como la historia que trae a sus espaldas. Reconocida en el mundo por sus novelas policiales y detectivescas, esta escritora británica te atrapa con sus tramas de misterio de desenlaces sorprendentes y su magnifica habilidad para enganchar al lector. El plus es que gran parte de estas novelas están ambientadas en la apasionante Inglaterra victoriana a mediados del siglo XIX.
Gran parte de sus obras  -siempre marcadas por historias de misterio, detectives y asesinatos- tienen personajes recurrentes y se constituyen en sagas alucinantes, que tienen como escenario la Inglaterra victoriana.
Uno de sus personajes emblemáticos y protagonista de varios libros desde el exitoso “El rostro de un extraño” es el detective amnésico William Monk, quien luego de un accidente pierde la memoria y de a poco tiene que ir reconstruyendo su vida pasada y presente, aunque se mantiene intacto su agudo instinto y perspicacia que lo constituyen en el detective estrella de la policía londinense. Resolviendo los casos más complicados va recuperando aspectos sobre sí mismo y su pasado que le repugnan y que también lo enorgullecen.


El caso Hulme-Parker


Juliet Hulme, nació en Blackheath, Londres, Reino Unido, era hija del Dr. Henry Hulme, un médico inglés, fue diagnosticada con tuberculosis siendo niña y enviada al Caribe y a Sudáfrica, con la esperanza de que un clima más cálido mejoraría su salud. Se reencontró con su familia cuando tenía 13 años, cuando su padre se convirtió en rector de la Universidad de Canterbury en Nueva Zelanda.

En Nueva Zelanda, cuando tenía 15 años, conoció a una compañera de escuela, Pauline Parker de 16 años, Juliet era alta, delgada y rubia, era hermosa, de una familia adinerada mientras de Pauline  tenía 17 años, era baja, un poco obesa y pobre, ambas compartían todo, sobre todo su gusto por la fantasía y creían estar destinadas a grandes cosas no a convertirse en simples amas de casa, compartían también el amor por la escritura y la lectura, la poesía y soñaban con ser escritoras famosas, de aquella amistad surgió un fuerte deseo sexual, tomaban juntas largos baños de inmersión y hacían el amor, algo nada extraño en las adolescentes del mismo sexo en los años 50’, la estricta sociedad no estaba preparada para admitir el despertar el sexual y que dichas relaciones eran normales. Ambas se hicieron buenas amigas y establecieron un fuerte vínculo. Soñaban con una vida juntas llena de fantasía, poblada de famosos actores tales como James Mason y Orson Welles, también se cree que ambas tenían una especie de relación romántica, aunque los investigadores creen que no fue sexual pero sí afectiva y sentimentalmente fuerte.
En junio de 1954 los padres de Hulme se encontraban en proceso de separación, y además consideraban que la relación íntima entre las chicas era algo insensato, en ese tiempo la homosexualidad era considerada como un trastorno mental, por lo que decidieron enviar a Juliet a Sudáfrica a vivir con un pariente, con el pretexto de que sería lo mejor para su salud. Las chicas no querían ser separadas, Juliet protestó y quería que Pauline también fuese a Sudáfrica. El problema fue que Honorah Rieper, madre de Pauline, no permitió que su hija se fuera a Sudáfrica, al no lograr convencerla las chicas decidieron que no había otra forma más que matarla y que pareciera un accidente para así lograr su cometido.Antes de que comenzara el juicio, se descubrió que Honorah Rieper no se había casado legalmente Herbert Rieper,  que todavía estaba casado legalmente a otro. Aunque Pauline siempre había sido referido como Pauline Rieper por todos los que la conocían lo largo de su vida, tanto Honorah y Pauline se refiere por su nombre de soltera de Honorah, Parker, durante el juicio.
Parker vino de un obrero de fondo; mientras Juliet Hulme era la hija de Henry Hulme , un físico que era el rector de la Universidad de Canterbury en Christchurch, culpaban a Pauline ser una influencia negativa para Juliet.
Como los niños, Parker había sufrido de la osteomielitis y Hulme había sufrido de la tuberculosis ; este último fue enviado por sus padres a las Bahamas para recuperarse. Las niñas unidas inicialmente por encima de sus respectivas dolencias

Juliet de niña
El 22 de junio de 1954, las niñas condujeron a Honorah Rieper a un paseo a pie por el parque Victoria en la ciudad de Christchurch, donde entonces vivían. En un camino solitario Juliet tiró una piedra de ornato, cuando regresaron por el mismo camino, las chicas la señalan para que la Sra. Rieper se agachara a recogerla, en ese momento, Pauline había planeado golpear a su madre con la mitad de un ladrillo enfundado en una media. Las chicas iniciaron su ataque, suponiendo que unos cuantos golpes serían suficientes para matarla, aunque requirieron 45 frenéticos golpes de ambas chicas para finalmente matar a Honorah Rieper.
La brutalidad del crimen ha contribuido a su notoriedad, luego del feroz ataque las chicas corrieron cubiertas de sangre pidiendo auxilio en una tienda de té donde habían estado momentos antes, los propietarios las atendieron y ambas dijeron que Honorah Rieper había caído golpeándose la cabeza. El cuerpo de Honora fue encontrado sin vida, se encontraron importantes laceraciones sobre su cabeza, el cuello y la cara, con lesiones de menor importancia a sus dedos, el arma homicida fue encontrada por la policía en los bosques cercanos rápidamente, se investigo en la habitaciones de ambas y a través de sus diarios íntimos, comprobaron que las niñas llevaban un tiempo planeando el crimen, dando detalles de sus fantasías de matar a Honora.


Juliet y Pauline saliendo de la Corte sonriendo a las camaras


El caso conmocionó a Nueva Zelanda y al mundo, Pauline y Juliet fueron llevadas a juicio en Christchurch en 1954, el psiquiatra manifestó ante el tribunal que las chicas padecían de “Trastorno de orden moral” describió el comportamiento de las chicas como una paranoia, las chicas. El abogado de la defensa insistió en que no eran criaturas de mente sucia sino que eran unas enfermas mentales, que no eran responsables de sus actos, pero el diario de Pauline fue la prueba clave, allí describía lo que le harían a su madre y la fecha del asesinato.

Fueron encontradas culpables el 29 de agosto de ese mismo año, favorecidas por su edad, ese año fueron declaradas culpables pero se salvaron de la pena de muerte. Fueron sentenciadas a prisión por tiempo indeterminado a criterio del magistrado. Durante el juicio se sugirió que ambas mantenían entre sí una relación afectiva que iba más allá de una simple amistad, y que existía entre ellas una relación del tipo lésbica. Sin embargo, eso fue tajantemente negado por Perry desde entonces. Luego de pasar cinco años encarceladas fueron finalmente liberadas, pero impedidas de volver a verse y mantener contacto, como condición para permanecer en libertad. Y así ha sido hasta hoy ya que las ex amigas jamás volvieron a verse. En declaraciones a la prensa, la autora confiesa que nunca tuvo la intención de volverse a relacionar con su cómplice, que no tiene nada para decirle y que, si bien está arrepentida del suceso, se perdonó a sí misma, aclarando que tampoco piensa a menudo en aquel macabro suceso, salvo cuando alguien se lo pregunta.


Después de su liberación, vivió un tiempo en Estados Unidos.
Pero esta historia no termina, las chicas cambiaron sus vidas, Pauline Parker también se cambio el nombre luego de ser liberada por el de Hilary Nathan. Después de pasar viviendo un tiempo en Nueva Zelanda ante la vigilancia de las autoridades se mudó a Inglaterra. Ingresó en un convento católico y se convirtió en devota. Actualmente también reside en Inglaterra, en las Islas Orcadas, tampoco se casó ni tuvo hijos. Se negó a hablar con la prensa sobre el asesinato de su madre y solo dijo tener remordimiento y estar arrepentida.
Somos ángeles y demonios, criaturas celestiales, tan vulnerables, que terminan forjando su propio infierno por querer ganar el cielo…
(Diario intimo de Pauline Parker)

Juliet Hulme luego de ser liberada se cambió el nombre por el de Anne Perry, usando el apellido de su padrastro. Regresó a Inglaterra a vivir con su madre en el pueblo escocés de Portmahomack, comenzó a escribir y se volvió una famosa escritora y autora de libros sobre asesinatos, historias de detectives y misterios. Nunca se casó ni tuvo hijos, actualmente sigue publicando sus historias. La escritora hoy tiene 78 años y lleva vendidos 25 millones de ejemplares. Su género es, siempre, la novela negra. Nació en Londres y ahora vive en un pueblecito costero de las Tierras Altas de Escocia. Es mormona practicante. Entre sus (muchos) libros están Asesino en la oscuridadLuto riguroso y Falsa inocencia. Anne Perry trabajó como azafata de vuelo, asistenta, dependienta, recepcionista de hospital, secretaria, auxiliar de limusinas, hasta que triunfó con “Los crímenes de Carter Street” tras 20 años de sequía.

En una entrevista la escritora dijo:
Reconocí el mal que había hecho, me arrepentí, pagué su precio. Si crees en el perdón... ¡acéptalo! Y sobrevivirás. Porque vivir con culpa es como vivir lisiado, mutilado. Vivir con culpa no ayuda a nadie, es poco inteligente.
(Anne Perry)
 Como si fuera una paradoja, esta autora asesina se convirtió en una de las más reconocidas escritoras de la novela policial negra. Aunque también cuenta con textos de otros géneros, y entre sus libros más famosos hay una serie de historias ambientadas en la primera Guerra Mundial que también ha cosechado elogios y reconocimientos.



Si te interesa Anne Perry como autora podes encontrarla en Facebook.











No hay comentarios:

Publicar un comentario