martes, 15 de noviembre de 2016

Inédito “Fiebre Zombie” Cuento corto de terror.






Inédito “Fiebre Zombie” Cuento corto de terror. 

escrito por: L.C.D




Desde los años ochenta, grupos de científicos viajan a Haití para estudiar la flora del país, en la búsqueda de plantas que puedan usarse como base para nuevos productos, tanto farmacológicos, como cosméticos y productos alimenticios.



Jamás se supo como comenzó aquella noche la matanza, se cree que el virus se expandió a través de los pasajeros de un vuelo que arribó de  Haití, uno de los pasajeros era un  experto botánico, el profesor Sam Miller, que experimentaba con nuevas especies de plantas, buscando sabores nuevos para las grandes empresas, este hombre transportó una rara especie, una hierva de aroma exquisito, con la ayuda de nativos Haitianos encontró una flor cuyo aroma era embriagador y se decía que ayudaba a  abrir el apetito de los niños, pero siempre en muy bajas dosis, se supo luego que esta flor era parte del tóxico conocido como “Polvo zombie”  la empresa la utilizó en exceso , pesé a las advertencias de profesor Miller quien explicó que solo podía ser utilizada en pequeñas dosis y sin agregados de otras sustancias,  las grandes cadenas de comidas rápidas  emplearon la flor como uno de los ingredientes principales para fabricar un nuevo aderezo, y así abrir el apetito de la gente, por ende consumirían más y más de sus nuevas hamburguesas, este ingrediente secreto fue el culpable de la contaminación masiva de personas que gustan comer en estas cadenas de comida rápida, las promociones eran alentadoras y todos querían probar el nuevo aderezo de las  súper hamburguesa listas en su mesa las 24, los locales de esta clase de comida estaban llenos y las personas pedían más y más, las ventas fueron récord el primer y último día.

Esta flor al  ser mezclada  con químicos y sustancias de laboratorio no solo dio grandes ganancias a la cadena de comida rápida sino también que ocasionó una enfermedad grabe en quienes  lo consumían, las personas a las pocas horas de la ingesta comenzaban con fiebre alta que los llevaba a las convulsiones y al coma, morían y revivían con un hambre atroz, se supo luego que la primera infectada fue una camarera que al tener fiebre y calambres estomacales, concurrió a la guardia del hospital, allí contagio al resto con el virus que llamaron más tarde “la fiebre zombie”, los caníbales comenzaron a  devorarse unos con otros. La infección fue controlada y las ciudades comenzaron a reponerse, el profesor Miller había advertido a los empresarios cuando vendió este condimento pero no lo escucharon, ayudó a descubrir cual había sido el error cometido por quienes crearon el nuevo aderezo con la flor que el mismo había traído desde Haití,  se sentía responsable por el  condimento que traían las hamburguesas, una tarde una de sus hijas preparaba un  sándwich y tomó un frasco de aderezo del laboratorio de su padre, siempre lo veía trabajar con él y la curiosidad la llevó a utilizarlo cuando estaba su padre durmiendo, las dos niñas de diez y de nueve años pusieron mucho de este aderezo al sándwich que se prepararon por la madrugada,  por la mañana siguiente el profesor Miller encontró a  sus hijas desmayadas en la cocina y el frasco estaba vacío,  al ver a sus hijas convertidas en zombies, probó cientos de formas para curarlas, descubrió que gracias a una sobredosis de esta rara especie, las niñas conservaban su inteligencia, pero seguían siendo zombies,  su piel se entumecía y sus ojos habían perdido el color, entonces las escondió en el sótano de la casa cuando él se contaminó, el botánico se dio un tiro en la cabeza, y sus hijas quedaron encerradas en el sótano sin poder salir, hasta que unas dos semanas después,   una joven pareja que buscaba alimento, ingresó a la enorme casa del profesor, lo encontraron muerto, y pensaron que seguramente habría comida en el sótano,  abrieron las puertas del sótano y estas niñas saltaron sobre ellos y  los devoraron en cuestión de minutos, llevaban varios días comiendo ratas, esta pareja no tuvo la oportunidad de volver a  la vida como zombies, no dejaron nada de ellos, las puertas del sótano quedaron abiertas, y las chicas, salieron, durante la luz del día ellas se escondieron  en el sótano,  esperaron que cayera la noche,  y fueron en busca de su cena, llevando consigo el nuevo aderezo de las súper hamburguesas listas en tu mesa las 24 hs para ponerle aquel delicioso aderezo a tus victimas, el virus volvió a las calles y la infección se propagó rápidamente la fiebre zombie se expandió por todas las ciudades y los caníbales acabaron no solo con las poblaciones sino también con todo ser vivo.







 Si te gusto este cuento apoyame con un like y compartilo en tu muro de facebook, les deseo unas eternas lunas.

L.C.D






No hay comentarios:

Publicar un comentario