martes, 12 de enero de 2016

"Tardes de verano" Fotografía y poemas L.C.D







No soy una mujer perfecta, tampoco soy una niña, aunque eso de la edad es mental, el secreto de la juventud esta en dejar a tu niño interior jugar, reírte de vos mismo y aceptarte con todos tus defectos, lo que te hace ser hermoso no es un cuerpo perfecto ni una cara bonita, lo que te vuelve bello son tus actitudes y ser fiel con quienes te quieren, sanar a tu oscuridad, aliarte a ella, escuchar a tus voces interiores y sobre todo darte cuenta que tu talento supera cualquier belleza...




Simplemente somos seres de pura dualidad, ¿Por que solamente vemos nuestra luz como fuente de sanación? quien sana tus viejas heridas es tu propia oscuridad.




Un caricia del viento contorna mis labios, y en el cielo gris se borran mis oscuros recuerdos para traerte hasta mi, nunca me siento sola siempre estas en mis pensamientos, anidas en mi parte mas intima, una finísima lluvia de verano como gotas ansiosas nadan dulcemente sobre mi piel sedienta de tus fríos labios, y mis ojos fijos en la nada se cierran para sentirte en mi piel húmeda ahora, esta vez no observo mis negras tardes de sol por mi ventana, esta vez el aire danza en mi cabello y me dejo llevar por los susurros de todos los elementos, por el aroma exquisito de la tierra mojada y logro viajar invocando esos instantes de amor perfecto, donde como dos sombras en las noches de verano nos agitábamos sin pensar el tiempo, mi alma desnuda tiembla por ti una vez mas, mis tardes de verano bajo la lluvia son todo lo que necesito para sentirme viva.












Hermosa dama de la Noche fría, reina de la Oscuridad, compañera de las sombras, en un bosque oscuro te sueño, deambulando como fantasmas en la niebla, bebo de ti el dulce sabor de presencia...




 El amor eterno no existe, para mi la idea del amor es iluminarte con mi luz y mi oscuridad






Tú viniste a quedarte grabado en mi mente rota, a habitar mi eterna melancolía, a iluminar mi pequeño mundo de oscuridad, tú vivirás en cada uno de los cuentos que escribo, en cada uno de mis poemas, en los rincones vacíos, en mis largas noches de insomnio y mis tardes de soles negros, Aunque llueva la ausencia y la distancia vuelva, ahí estarás, en mi prosa para tenerte siempre a mi lado aunque esta vida nos separe, mi amor por ti nunca morirá...








L.C.D

3 comentarios:

  1. hermoso arte , este que llevan a cabo en forma cotinua.. creo que de esto tambien nos dejan una gran enseñanza.

    ResponderEliminar