miércoles, 6 de agosto de 2014

“Alguien te espía del otro lado del espejo”





“Quizás solo somos reflejos del otro lado de todo espejo”…

"Somos luz y oscuridad hermandadas frente al espejo del tiempo que no es tiempo, abrazados a las sombras que no son sombras, unidos en un circulo de fuego, la oscuridad es mi aliada ahora"

“Alguien te espía del otro lado del espejo”

En aroma que despide la lluvia sobre el sauce que reposa sobre mi vieja ventana, me envuelve en sanciones atenuadas, el aroma de la tierra mojada me lleva a de viaje por la infancia, donde todo era tormenta y un sol negro que jamás brillaba, de repente un sonido ajeno, me despertó aquella mañana de invierno, todo era silencio, el más ruidoso silencio que jamás antes he oído, calma y silencio absoluto, pero hay alguien que produce un sonido como aquel que se hace comúnmente con la copa de cristal y el agua, una especie de música, como el cantar de los viejos y helados campanarios de la catedral, una y otra vez, y luego la calma, estoy sola en mi casa, busco entre los distintos cuartos pero no hallo a nadie, ni siquiera me halló a mi misma entre tanto silencio, otra vez la música que produce la copa con agua, esta vez más agudo y más cercano a mí, hasta que descubro que aquel sonido no era ajeno a mi realidad, provenía del espejo…

“Espejos” 

Sueños borrosos, fragmentos de días pasados sobrevuelan en esta vieja alcoba, He de cruzar al otro lado del oscuro espejo, he de atravesar el ensombrecido pasillo, he de encontrarme con días de vida, He de observar esos ojos que me miran desesperados buscando asilo en mi para que la deje salir, esos ojos de cristal, de trozos de infinita oscuridad, su mirada de niña que me suplica que ingrese al espejo para rescatarla, para liberarla de ella misma, a veces los espejos son viajes en el tiempo, ¿volver a mis días de duelo?..

Laberinto de espejos, ya no hay salida para mí,
Intento engañarme sonriendo pero la imagen solo muestra melancolía, no puedo engañarme, no puedo mentirte, aunque sonría me veo triste ¡tan triste!, Sé ahora que no estamos solos nunca, siempre hay alguien que te mira y sabe cada movimiento, alguien exactamente igual a ti,
Pero solo es un espejismo de nosotros mismos, de nuestro inconsciente, Espejos, oráculo de sabios, plegarias de condenados, conjuros paganos, paseos y viajes, consuelo de afligidos y de temor de poseídos, ¡Espejos, espejos! No somos más que reflejos del otro lado de todo espejo, deambulando en un oscuro y largo camino que nos aleja de nosotros mismos, tomo su mano y la libero de ella misma, porque liberarla es liberarme…

No hay comentarios:

Publicar un comentario