sábado, 6 de noviembre de 2010

En El Espejo




Me siento tan frágil a veces, como aquel dibujo de tiza sobre el asfalto que pronto la lluvia lo deforma, necesito tiempo, silencio, tiempo, silencio, el único lugar que necesito esta desdibujado, corroído, son las ruinas de quien fui, el recuerdo de tu amor inconcluso, escribo en un trozo sucio de papel, mojado por mis lagrimas que caen en tu nombre, estoy sola, no, no estoy sola, la casa esta llena, pero mi mente esta desbordada, mi cuerpo arde y lo contemplo, me abro a la violencia mas lenta y suave, delicada y perfecta, donde nuestros cuerpos se sumergen una y otra vez como orgasmos del universo,  pero después quiero estar sola, me caigo y levanto, me caigo y me veo a mi misma ayudándome a levantarme, nade cientos de veces en el mar negro del abandono, naufrague en ríos de miserias, recuerdo algo que no fue cierto, solo el recuerdo de un recuerdo, de algo que me contaron de niña, me adueñe siempre de los recuerdos ajenos, los míos son oscuros y fríos, con llantos que cambian el curso de una vida. Extraño aquellas manos que jamás me acariciaron, noche, silencio, noche refugio de las almas en pena, consuelo de los que temen a la luz, aquella que intenta santificaste, me cago en las palabras de aliento, en las frases hechas utilizadas por los mediocres...





Aunque me sienta sola porque la casa esta vacía ahora, no estoy sola alguien respira detrás de mi, esa respiración que me persigue desde siempre, aquella que cambio mi destino. Que difícil se hace caminar por las calles cuando la gente parece hormiga, cuando sentís ojos que te juzgan y parecen saber lo que estas pensado, cuando sientes que no encajas en ninguna parte, ese no hallarse esta siempre en ti...





Y veo a Una niña que me sigue y nadie mas que yo puede verla, un niña que me mira desde el espejo suplicando que le extienda mi mano y la acompañe en sus miedos, en su tristeza, ¿Alguien tendrá la cura para un alma rota?,¿Como juntar los fragmentos de los sueños rotos?, ¿Cómo se borran los recuerdos oscuros?,¿Por qué vuelven aquellos recuerdos que habíamos olvidado a perturbarnos? Son como fantasmas del pasado que vuelan alrededor nuestro esperando ansiosamente que los veamos para entrar en nuestros cuerpos, es como una posesión del pasado, demonios que creíamos haberlos exorcizados. Siempre están ahí esperando ser alimentados, voy a dejarlos salir por un rato, para que mis demonios y los suyos peleen una batalla en esta noche donde la luna duerme, espero ganarle alguna vez, convertirme en la heroína de mi propia vida.






4 comentarios:

  1. La nada aparente de la desolación, pero ¡cuánta riqueza en ella!... desde la nada se ha expandido el Universo. Desde la soledad, la creación más acrisolada del alma.
    Desde la vastedad (distante o cercana, miles de suspiros se apretujan en caricias sobre la piel
    Gracias por compartir este relato intimista desde el fondo del alma.
    Un abrazo.
    Juan.

    ResponderEliminar
  2. sencillamente fascinante. Al leerlo me ha envuelto una especie de oscuridad, pero por dentro.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Carlos rojas, muy bello tu comentario, cada una de tus palabras muestran la trasparencia de tu alma, se nota que sos una buena persona,un beso.

    ResponderEliminar
  4. Gracias amigo Carlos(Creacion continua), y si es verdad este relato poetico salio desde mis entrañas, saque un poco a la luz la oscuridad que a veces me atormenta, pero a la vez tiene luz propia, no todo siempre es oscuro, no siempre lo negro es tristeza, gracias de nuevo. besos.

    ResponderEliminar